lunes, 8 de abril de 2019

Hans Zimmer, un concierto de película: desde Batman a Piratas del Caribe pasando por Gladiator

Hans Zimmer se ha convertido en las últimas décadas en un valor indispensable en la industria del cine. La manera que tiene el compositor alemán de crear bandas sonoras no para de ganar adeptos, mezclando los instrumentos clásicos con elementos más vanguardistas, desde guitarras eléctricas a recursos electrónicos, dando su característico sello personal a sus obras, pero siempre teniendo al piano o a los teclados como base principal.

No en vano, los comienzos de Zimmer siempre han estado ligado a las teclas desde la vertiente más pop, desde su etapa con The Buggles, con el que participó en dos discos y participó incluso en el archiconocido videoclip Video Killed The Radio Star, primero en la historia en ser emitido en la MTV (1981), hasta su colaboración como artista invitado con el grupo Mecano como teclista en el primer disco directo de la formación española (1984).


Omnipresente en el cine
La década de los 80 fueron los comienzos de Zimmer en el cine, componiendo temas para grandes películas de la década -como Rain Man o Paseando a Miss Daisy-, siendo relevante la primera -dirigida por Barry Lewinson-, por ser su primera nominación al Oscar.

Una estatuilla, la única que tiene de la Academia de Hollywood, que llegaba definitivamente en 1995 de la mano del Rey León, donde las voces y la melodía confieren una constante alegre melodía a la cinta, encajando perfectamente en una película Disney ambientada en África y alejándose del estilo más oscuro, recargado e intimista que ha ofrecido más recientemente en la trilogía del Batman de Christopher Nolan o con Hannibal, pero a la vez evidenciando ese gusto, que poco a poco ha ido incrementando, de mezclar sonidos exóticos -a través de instrumentos menos convencionales- y sumarle voces potentes, como ocurriera con Gladiator. Otra de sus reconocibles firmas, junto a la de sumar cada vez más instrumentos a una misma melodía que parece no parar de crecer.

Hans Zimmer en el WiZink Center de Madrid, 7 de abril de 2019

Poco más tarde de las siete de la tarde, medio centenar de músicos iban tomando sus asientos para mostrar en directo parte de la obra de Hans Zimmer, sin la presencia del compositor teutón, pero con su espíritu latente a través de la dirección de Gavin Greenaway.



'Batman' fue la primera de la lista en caer, y después el 'Rey Arturo' y 'Misión Imposible 2' -con ese toque hispano que llevan las guitarras que tan bien encajaba en la capital madrileña-, en una noche donde se alternaban las bandas sonoras más representativas del músico alemán, quien aparecía de cuando en cuando por los monitores en grabaciones donde explicaba detalles de sus obras, siendo este uno de los puntos negativos del concierto, dado que las conversaciones eran algo largas y en inglés pero sin subtítulos, privando a muchos de los presentes de entenderlo y por lo tanto rompiendo la dinámica del concierto, que empezaba a abusar de estas pausas.


No todo era sobriedad, las piezas de 'Madagascar', 'Kung Fu Panda'  y el 'Rey León', correspondientes a películas de animación, llenaron de color y alegría el reciento madrileño, que acompañó en buena parte a los músicos a la hora de proyectar luces a través de sus móviles, dándole un toque más distendido a esta parte del espectáculo.

Pese al detalle de obviar cualquier fragmento de 'Interstellar' o de incluir a 'Holiday' en el repertorio, la sola descomunal presencia de la cantante australiana Lisa Gerrard para recrear los pasajes más famosos de 'Gladiator' y para elevar a los altares el tema Injection, compensaban cualquier lapsus previo y justificaban la cita.


El final se acercaba y nada mejor que el tema Time perteneciente a la película 'Incepción (Origen), remarcando ese binomio de colaboración entre Zimmer y el director Nolan, para sumir al pabellón en un respetuoso silencio donde apreciar cada violín y la intensidad de cada percusión y nota al piano.



Un anticipo idóneo para la fiesta final, que no era otra que ondear la banderaClose Ad pirata y dejarse llevar por los ritmos acelerados de 'Piratas del Caribe', digno colofón a un hermoso viaje por las bandas sonoras de uno de los músicos más sobresalientes del actual Hollywood. Un hombre, Hans Zimmer, que ha sabido transformar su música desde el pop más electrónico hasta integrar los sintetizadores y recursos electrónicos a la orquestación, acercándolo a todos los públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...