lunes, 8 de febrero de 2021

Tom Brady es el Señor de los Anillos del Super Bowl

Tampa Bay ha vencido por 31-9 a Kansas City en la Super Bowl LV (55ª) celebrada en el Raymond James Stadium de Tampa, Florida. Este enfrentamiento era a su vez un duelo generacional, entre un quaterback veterano, Tom Brady, con 43 años, que disputaba su décima final y el joven -25 años-, pero ya experimentado, Patrick Mahomes, quien el año pasado se convirtió en el segundo QB más joven en conseguir el anillo. Pero esta vez no ha podido repetir, porque el maestro Brady sigue dando lecciones magistrales y se ha adjudicado su séptima Super Bowl, agigantando su leyenda en la NFL.

 

Un partido de récord antes de jugarse

Este partido ya había pasado a la historia, antes de que el balón se pusiera en juego, debido a que era la primera vez en la que una franquicia jugaba el partido decisivo en su propio estadio. Aunque, curiosamente, los Buccaneers han llevado la equipación de visitante, con la cual no habían perdido ningún partido.

El segundo hito es debido a la escasa afluencia de público debido a la pandemia provocada por la COVID-19, convirtiendo esta edición en la que menos público ha contado nunca en las gradas, aproximadamente 22.000 espectadores. Una cantidad muy inferior a la habitualmente registrada en este gran espectáculo.

Y el tercer gran hito era la presencia de Tom Brady. leyenda viva de este deporte, y quien tras 20 años siendo el mariscal de New England Patriots ahora se estrenaba por todo lo alto con Tampa Bay, nada menos que con una Super Bowl en su primer año de bucanero, en lo que ha sido su décima final en total. 

                                            


Chiefs vs Buccaneers

Los Chiefs repetían por segundo año consecutivo en la final, mientras que para los de Tampa era su segunda cita en todo el siglo XXI, tras su primera y única victoria de 2003. Llegar y besar el santo.

  • Primer cuarto

Las defensas se impusieron a los ataques en los primeros compases del partido, hasta que a falta de cinco minutos eran los KC los que abrían el electrónico con un field goal de 49 yardas.

Una sucesión de buenos ataques, capitaneados por Brady y con Antonio Brown como receptor, terminó con la primera recepción para touchdown de los Bucs por parte de un sospechoso habitual, de Gronkowski, excompañero de Brady en New England Patriots, evidenciando que esa conexión siempre estará muy viva.

Con 7-3 para Tampa se cerraba un primer acto movido en juego y en el marcador.

 

  • Segundo cuarto

El arranque brutal de Tampa Bay terminó justo en la orilla, a escasas pulgadas de la línea de gol. Todo el acierto que tuvo la defensa de los hombres de rojo no encontró su reflejo en el ataque ni en el punter Townsed, presionado y contagiado de ese aparente nerviosismo que reinaba en su equipo, y que dejaba el balón muy cerca.

Otro error de KC, y una decisión arbitral, cambiaba el field goal por un nuevo drive donde asomaba la conexión Brady - Gronkowski. Un regalo de los Chiefs que la dupla transformaba en otros 6 puntos, más el extra, engordando así la renta.

El field goal antes del descanso daba un pequeño respiro para Kansas, para los vigentes campeones. De este modo encogían las distancias hasta el 6-14.

Poco duraba la alegría, ya que entre las penalizaciones contra Kansas City, la velocidad y el acierto de las acciones de Brady, dejaban a escasos segundo al ex de los Patriots en la puerta de un TD que llegaba a escasos segundos, en esta ocasión era Antonio Brown el que depositaba el cuero a pase del '12'. Redondeaban el marcador hasta un 6-21 que dejaba una diferencia sustancial para los de Florida.


  • Tercer cuarto

Con ritmo, como si siguiera The Weeknd sonando, así salieron los Chiefs al césped, autoritarios. Aunque el rédito no era el deseado y el camino de Kansas concluía con un FG largo que daba 3 puntos. Sí es verdad que sumaban, pero otra vez de tres en tres.

La réplica, casi inmediata, era un TD de carrera de Fournette. El botín de los bucaneros era ya suculento, saqueando la moral de su rival. (9-28)

El sack a Mahomes y la intercepción posterior confirmaba el declive del vigente campeón, al que el partido se empezaba a hacer muy largo.

Porque hasta los peores momentos de los Bucs no eran tan malos, porque una pérdida de balón provocaba un FG largo de 52 yardas que también entraba. (9-31)

 

  • Último cuarto

¿Reacción tardía? Mahomes empezaba a mejorar sus estadísticas en el final de tercer cuarto y principio del último acto. El tercer down seguía atragantándose a los Chiefs, era el fatídico momento en el que las manos de los recpetores parecían cubiertas de mantequilla, pese a lo esfuerzos del dorsal '15', cuyos pases eran cada vez más inverosímiles y espectaculares.  

La cara opuesta era la ofensiva de Tampa: efectiva y letal, consumiendo yardas a medida que el reloj avanzaba. Sumar pulgadas y restar segundos, esa era la sencilla fórmula de los de Florida, quienes veían cada vez más cerca alzar el Vince Lombardi en su estadio, donde casualmente lucían la equipación visitante y que tanto suerte les había dado. Y les estaba dando fortuna.

Pese a los esfuerzos de Mahomes por reducir la sangría, por suavizar su derrota deportiva más dura en la NFL, el título no se iba a mover del Raymond James Stadium de Tampa, donde Tom Brady ha vuelto a demostrar que es leyenda viva de este deporte al conseguir su séptima 'Vince Lombardi', segunda para la franquicia de Florida.

 

sábado, 12 de diciembre de 2020

Racing de Madrid, el desaparecido club de Chamberí que le ganó dos títulos al Real Madrid y al Atlético

La ciudad de Madrid ha sido sede de muchas entidades deportivas. Si nos ceñimos al fútbol, tres son los principales clubes de la capital: Real Madrid, Atlético y Rayo Vallecano. Una lista que crece si sumamos los equipos de la Comunidad de Madrid. Hubo un tiempo, a principios del siglo XX, donde más clubes madrileños pugnaban por hacerse un hueco en el recién nacido balompié, uno de ellos era el Racing de Madrid, afincado en el distrito de Chamberí, en el corazón de la capital, y con intención de crecer.

El 14 de septiembre de 1914, Ramón Teja y Salvador Picasso fundaron el Racing Club de Madrid. Una entidad en la que no solo se practicaba el fútbol sino también el atletismo y hasta béisbol. En el mismo año de su nacimiento, 1914, el Racing se proclamaba campeón de la región centro. Título que repetirían en la campaña 1918-19. Todo un éxito para los chamberileros, máxime si por ese trofeo peleaban el Real Madrid y el Atlético.


Estos fueron los resultados de aquellos dos primeros títulos en el que participaban Real Madrid, Atlético de Madrid, con sus denominaciones clásicas, además de los desaparecidos Unión Sporting y Real Sociedad Gimnástica (ambos afincados en el Barrio de Salamanca) además del Racing Club:

1914-15 (Campeonato Regional Centro), organizado por la Federación de Castilla

08-11-1914    RS Gimnástica - Athletic Madrid    1-2
15-11-1914    RS Gimnástica - Madrid FC          3-1
29-11-1914    Madrid FC - Athletic Madrid        3-2
06-12-1914    Racing Madrid - Madrid FC          0-2
06-01-1915    Racing Madrid - RS Gimnástica      4-1
10-01-1915    Madrid FC - Racing Madrid          1-1
17-01-1915    Athletic Madrid - Madrid FC        1-1
24-01-1915    RS Gimnástica - Athletic Madrid    5-0
31-01-1915    Madrid FC - RS Gimnástica          1-1
07-02-1915    Athletic Madrid - Racing Madrid    0-2
21-02-1915    Racing Madrid - Athletic Madrid    4-0
28-02-1915    RS Gimnástica - Racing Madrid      2-2
 
                      Pts
1. Racing Madrid         8 
2. Madrid FC             7 
3. RS Gimnástica         6 
4. Athletic Madrid       3 
 

1918-19 (Campeonato Regional Centro)

06-10-1918    Athletic Madrid - RS Gimnástica     1-3
27-10-1918    RS Gimnástica - Unión Sporting      0-1
03-11-1918    Madrid FC - Racing Madrid           2-6
24-11-1918    Athletic Madrid - Madrid FC         0-2
01-12-1918    RS Gimnástica - Racing Madrid       1-1
08-12-1918    Unión Sporting - Racing Madrid      0-5
22-12-1918    RS Gimnástica - Madrid FC           1-1
29-12-1918    Madrid FC - Unión Sporting          2-1
19-01-1919    Athletic Madrid - Racing Madrid     0-1
26-01-1919    Racing Madrid - Madrid FC           4-1
09-02-1919    Madrid FC - RS Gimnástica           2-0
23-02-1919    Racing Madrid - RS Gimnástica       6-0
09-03-1919    Racing Madrid - Unión Sporting      8-1
16-03-1919    Racing Madrid - Athletic Madrid     5-0
06-04-1919    Unión Sporting - Madrid FC          3-5
13-04-1919    Unión Sporting - Athletic Madrid    1-2
20-04-1919    Madrid FC - Athletic Madrid         5-0
11-05-1919    RS Gimnástica - Athletic Madrid     1-1
 
1. Racing Madrid        15 
2. Madrid FC            11 
3. RS Gimnástica         7 
4. Athletic Madrid       5 
5. Unión Sporting        2
 
Datos extraídos de la RSSF

Este segundo título regional sí permitió al Racing acudir a la Copa de España como representante de la zona centro. En esta temporada liguera se lograron dos goleadas considerables ante el Madrid FC (2-6) y el Athletic Madrid (5-0).


¿Qué equipación tenía?

El Racing jugaba al principio con una original equipación blanquinegra a partes iguales para después cambiar a rayas rojinegras, muy similar a la del Milan y a la del Arenas de Getxo, que casualmente se proclamó campeón de España en el campo del Racing. Se combinaba la indumentaria con pantalón blanco que luego dio paso al negro y medias con rayas rojinegras.

¿Dónde jugaba?

En Madrid, tras haber jugado en dos emplazamientos previos se asientan desde 1918 en un campo en el distrito de Chamberí, en el terreno que forman las siguientes calles: García de Paredes, Fernández de la Hoz, Viriato y Modesto Lafuente. Es decir, y para situar, a la espalda del Teatro Amaya y entre el Mercado de Chamberí y el Hospital de la Milagrosa. 

 

 

Éxitos y fracasos del club

La popularidad creciente del club desde entonces hizo que a partir de 1928 se construyera un campo en Vallecas, que por aquel entonces no pertenecía a Madrid, pero con el cual Chamberí tenía, y tiene, muy buena comunicación gracias a la línea 1 de Metro, que precisamente en esos años el rey Alfonso XIII inauguraba el tramo que llegaba a Vallecas, aunque la distancia de ahí al estadio, de casi un kilómetro y en pendiente dificultaba la comunicación. 

Justo esa temporada el Racing (1928-29) contaba como entrenador a Paco Bru, exárbitro, exjugador y exseleccionador nacional, el primero en conseguir desde los banquillos un éxito para España con la plata de los JJ.OO. de 1920. Con Bru, el Racing alcanza los cuartos de final de la Copa del Rey, deshaciéndose en octavos del Valencia y en la ronda anterior del Iberia, uno de los clubes precursores del Real Zaragoza.

La adquisición de los terrenos y los gastos de construcción del estadio, junto a una serie de viajes del Racing de Madrid para jugar en el extranjero en 1931, además de un descenso deportivo, terminaron por hundir también económicamente al Racing de Madrid. A todas estas adversidades se le sumaba la sanción deportiva por viajar sin el permiso federativo. Era el último empujón hacia el abismo para el club.

De este modo terminaba la historia del Racing Club de Chamberí. Un equipo que ganó títulos al Real Madrid y Atlético y que terminó jugando en el mismo emplazamiento donde luego se ubicó el tercer equipo de la ciudad, el Rayo Vallecano.

viernes, 26 de junio de 2020

El Liverpool gana la primera Premier League

La historia esperaba al Liverpool, y esta se ha hecho esperar. El equipo británico más laureado en el Viejo Continente, con más Champions League/ Copa de Europa que el resto de equipos ingleses y galeses, parecía tener una maldición con el trofeo local: la Premier League.


La Premier League, creada en 1991-92 como la máxima competición liguera inglesa, basándose en una mayor independencia de la federación inglesa y con el objetivo de incrementar los beneficios económicos de los clubes, no había visto todavía al Liverpool como campeón bajo esta nueva denominación, justo hasta esta temporada 2019/20, la más extraña y convulsa del fútbol mundial.



Para añadir elementos singulares a este triunfo del Liverpool, este se ha producido desde casa, sin que jugaran los 'reds', ya que la derrota del Manchester City ante el Chelsea ha propiciado el alirón, y obviamente sin público a causa de la pandemia por el coronavirus Covid-19, lo que también ha motivado que los liverpulienses se hayan compartido en el ganador más tardío del torneo, a finales de junio, y en un día tan atípico de la semana y poco futbolístico como un jueves.

La diferencia de puntos que manejaban los hombres dirigidos por Jürgen Klopp durante buena parte del curso generaron una desbordante euforia en Liverpool que solo fue frenada por la interrupción del torneo a causa de la pandemia, siguiendo la estela del resto de competiciones deportivas.

Con el regreso del fútbol, tras 100 días de ausencia, volvió la ilusión, aunque mitigada por el distanciamiento social y la imposibilidad de acudir a los estadios de fútbol, lo que no ha deslucido una liga histórica para el lado rojo de la ciudad de los Beatles. Histórica por la espera y porque parecía esquiva a los intereses del Liverpool, llegando los 'reds' a estar en cuatro ocasiones cerca del título en los últimos años.

A la quinta fue la vencida: es el 19º título de Liga para el equipo de Anfield Road, y el primero bajo el nombre de Premier League. Treinta años han tenido que esperar las vitrinas para coronar al equipo como campeón de Inglaterra. Aquel equipo campeón de 1989-90 contaba con Kenny Dalglish en el papel de jugador-entrenador, y mitos como Ian Rush, Aldridge o Bruce Grobbelaar, con referentes como John Barnes, los irlandeses Staunton y Houghton o Beardsley, además de un jovencísimo McManaman.


El relevo ha recaído en una nueva generación comandada por un tridente que se conoce a las mil maravillas, formado por Salah - Firmino - Mané, un centro del campo muy trabajador, Henderson, Milner y Fabinho, un descomunal defensa central como Van Dijk que está escoltado por dos laterales de largo recorrido, Robertson y Alexander-Arnold. Por si tenían pocos mimbres, cuentan con Klopp en el banquillo y la figura de un gran portero como Alisson.

Todos estos elementos han sido los encargados de romper la maldición del Liverpool con la Premier League y de hacerlo a lo grande, ya que todavía queda la posibilidad de que el conjunto de Mersey se convierta en el campeón con más puntos o que sea el que saque más ventaja al segundo clasificado, el Manchester City de Pep Guardiola. Otro de los récords que estaban en el aire era el de haberlo conseguido de forma inmaculada, sin ninguna derrota, un hito que sigue manteniendo el Arsenal de Wenger.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...