lunes, 19 de diciembre de 2022

Historia de los Mundiales: Qatar 2022 (Catar 2022)

Máximo goleador: Kylian Mbappé (Francia), 8 goles   

Sedes: Ahmad Bin Ali, Al Bayt, Al Janoub, Al Thumama, Ciudad de la Educación, Khalifa, Lusail y Ras Abu Aboud. Ocho estadios en cinco ciudades, la distancia entre ellos era de pocos kilómetros. Las cinco ciudades eran Lusail, Jor, Doha, Rayán y Al Wakrah.
    
Número de goles:  172 (2,68 por partido). Récord en una Copa del Mundo
Partidos disputados: 64
Número de espectadores: 3.404. 252 (53.191 por partido)

Participantes: 32
(África, 5) Ghana, Senegal, Túnez, Marruecos y Camerún.
(América, 8) Brasil, Argentina, Uruguay, Ecuador, Canadá, México, Estados Unidos y Costa Rica.
(Oceanía, 1) Australia, que compite por Asia pese a ser oceánico.
(Asia, 5) Qatar, Irán, Corea del Sur, Japón y Arabia Saudita.
(Europa, 13) Alemania, Dinamarca, Francia, Bélgica, Croacia, España, Serbia, Inglaterra, Suiza, Países Bajos, Portugal, Polonia y Gales.

Final: 18-Diciembre-2022, Lusail. Argentina 3-3 (4-2*) Francia

-------------------------------------------------------------------------------------------------------


La XXII edición de la Copa del Mundo será recordada por la polémica que rodeó la elección de Qatar (Catar) como país anfitrión y por el hecho de ser la primera en celebrarse en noviembre y diciembre, condicionando el calendario de las grandes ligas europeas.

La polémica estuvo salpicada por los constantes rumores sobre presuntos sobornos para conseguir Qatar su candidatura mundialista, además de las constantes quejas de distintos grupos por la violación de derechos humanos y de la muerte de trabajadores en la construcción de estadios, cifras que llegan hasta los más de 6.000 fallecidos según estiman algunas fuentes.

 

Grandes ausencias y debutantes

Qatar era la única debutante, además de ser el anfitrión de este torneo.

Entre las grandes ausencias estuvieron Chile, que repetía su ausencia a la gran cita, e Italia, que también volvía a quedarse fuera de una Copa del Mundo por segunda vez consecutiva. Los italianos habían caído en las semifinales de los 'play-offs' ante Macedonia del Norte.

En cuanto a jugadores que no iban a participar por uno u otros motivos, estaban Haaland, cuya selección, Noruega, no entró en el selecto club de selecciones europeas clasificadas. Por otro lado las lesiones provocaron que Sadio Mané, con Senegal, y el francés Karim Benzema, vigente Balón de Oro, tuvieran que decir adiós de forma prematura a su participación en el evento.


El balón

En realidad se pusieron en juego dos tipos de balones: el primero, llamado Rihla y que según comentaba Adidas "está concebido para soportar la máxima velocidad de los partidos, puesto que se desplaza por el aire más rápido que ningún otro esférico en la historia del torneo".  

A partir de las semifinales, se fue utilizando un nuevo modelo conocida como Al Hilm, que en español significa "el sueño", y donde predominaba el tono rojo de la bandera catarí. 

La mascota

La'eeb que se traduce al árabe como 'jugador habil'. Representa el tocado masculino típico que lucen los hombres saudís, también conocido como 'ghoutra' o 'kefia'. En la ceremonia del Mundial la gigantesca mascota que apareció era, curiosamente, de procedencia española, concretamente en San Vicente de Raspeig (Alicante).

 

Mundial 2022

Primera fase (ronda de grupos)

Al igual que en los anteriores campeonatos del mundo, la Copa del Mundo estaba formada por ocho grupos de cuatro selecciones donde las dos primeras clasificadas pasaban de ronda. Es decir, el habitual formato de la competición desde que existen 32 participantes. El Mundial volvía a abrirlo el anfitrión, Catar, con el encuentro inaugural, que además supuso la derrota de los anfitriones ante Ecuador. Catar se convertía de este modo en el primer equipo anfitrión que perdía en el estreno en casa.  

Grupo A
Catar, como era de esperar, acabó sin ningún punto y colista del grupo. Ecuador, pese a las buenas sensaciones del estreno, acabó fuera por detrás de Países Bajos y de una Senegal que logró el pase en un dramático partido ante los ecuatorianos.

Grupo B
Tremendamente igualado el grupo B. Decepcionó Gales, aunque el capitán Gareth Bale marcara tras 64 años sin que los galeses cantaran un tanto en un Mundial. El morbo lo puso el enfrentamiento Irán ante Estados Unidos, por todas las discrepancias políticas que han tenido históricamente ambos países, e Inglaterra recuperaba otra vez la ilusión de hacer algo que después se evaporaría. Una ilusión que se renueva cada dos años.

Grupo C
La victoria de Arabia Saudia ante Argentina (2-1) es una de las mayores sorpresas que se han producido nunca. Pese a ese horrible resultado, la Albiceleste con un Messi colosal y con liderzgo, acababa líder. La Polonia de Lewandowski pasaba también de ronda por mejor diferencia de goles que México. Arabia Saudí, pese a su histórico triunfo, cerraba el grupo.

Curiosamente, el cuadro azteca estaba dirigido por el Tata Martino, argentino y amigo de Messi, lo que provocó uno de los choques con más picante.

 

Grupo D
Francia daba muestras de su autoridad y seguridad. Giroud entraba en la historia de 'les bleus' al igualar con un doblete a Henry como máximo goleador de la selección francesa. Al estar ya clasificada, la última jornada salió el equipo B, el cual cayó ante Túnez en otro de los resultados más destacados de esta ronda.

Australia era el otro equipo que sellaba su pase a la siguiente fase, siendo la primera vez que lo hacía como selección asiática, dentro de la AFC. La decepcionante Dinamarca era el último integrante del cuarteto.

Grupo E
Si de decepciones europeas hablamos, Alemania es otra de los equipos a subrayar como una nueva debacle. Por segundo Mundial consecutivo no pasaban de la fase de grupos. Cerca estuvo España de sumarse a este desastre colectivo. Y eso que la Roja había arrancado con un 7-0 ante Costa Rica, siendo el resultado más abultado conseguido por la selección en un Mundial.  

Japón terminó acompañando a España dentro de un grupo en el que todos en algún momento de la tercera jornada estuvieron clasificados y eliminados, dados los resultados que se vivieron en esa jornada definitiva.

 


Grupo F
La gran revelación, Marruecos, lideraba el grupo sobre Croacia, sostenido com siempre por Modric, siendo Bélgica otra de los grandes fracasos de Catar'22.

Grupo G
Brasil ejercía de gran favorita y, pese a no sumar los 9 puntos, algo que nadie ha hecho en esta edición, dio la demostración de estar por delante de todos. Suiza y Serbia vivieron un duelo tenso cargado de connotaciones políticas con reminiscencias a la Guerra de los Balcanes debido a los orígenes albaneses y kosovar de algunos integrantes del cuadro helvético.

Grupo H
Portugal, comandado por Cristiano Ronaldo, quien jugaba su quinto mundial y anotando en todos ellos al menos un gol, acababa primero por delante de la siempre combativa Corea del Sur y una Uruguay mezcla de juventud y veteranía que sorprendentemente se iba a las primeras de cambio. El papel de Ghana tampoco fue el mejor, quienes contaban con el jugador bilbaíno Iñaki Williams. 

Octavos de final
Países Bajos 3-1 Estados Unidos
La 'oranje' dirigida por Van Gaal se colaba sin hacer mucho ruido entre las ocho mejores. El fútbol práctico neerlandés se impuso ante el enésimo proyecto estadounidense, quienes rinden en el Mundial femenino pero no en el masculino.

Argentina 2-1 Australia
Messi, que nunca antes había marcado en una ronda eliminatoria de un Mundial, adelantó a los de Scaloni para quitar presión a un equipo que cada vez tenía más visos de volver a hacer algo grande de la mano de un '10', de otro genio con ese dorsal.

Francia 3-1 Polonia
El conjunto del gallo poco necesitó para doblegar a sus rivales. Polonia, parapetada en su retaguardia, opuso poca resistencia ante un Mbappé letal, con doblete incluido, y un Griezmann con gran movilidad. Lewandowski, que ya había anotado en esta edición su primer gol mundialista, cerraba la cuenta para su equipo.

Inglaterra 3-0 Senegal
La eterna candidata, Inglaterra, mostraba una gran versión ante Senegal, cuyo papel en el partido fue casi de mera comparsa.

Japón 1-1 (1-3*) Croacia
Pocos equipos parecen tan cómodos jugando sobre el alambre. Croacia es uno de ellos. El conjunto ajedrezado de nuevo se encomendaba a una tanda de penaltis donde el guardameta Livakovic se convertía en héroe al parar tres lanzamientos.

Brasil 4-1 Corea del Sur
Otra exhibición de la 'verdeamarela', quienes rendían homenaje a Pelé, hospitalizado por esas fechas. Con un fútbol de salón, de nuevo los Neymar, Vinicius y Richarlison daban la imagen de ser el rival a batir junto a la Francia de Deschamps.

Marruecos 0-0 (3-0*) España
España fue capaz de dominar el partido e incapaz de crear peligro pese a monopolizar el balón. Todo lo contrario que Marruecos, protegida por el sevillista Bono y con Hakimi, Amrabat y Ziyech como figuras. Paradojas de la vida, Achraf Hakimi, madrileño de nacimiento y criado en la cantera del Real Madrid, e internacional por la Roja en categorías inferiores, era el encargado de marcar el penalti definitivo y mandar a España a casa.

Portugal 6-1 Suiza
Pocos podían esperar este resultado para cerrar la ronda de octavos. El inesperado protagonista fue Gonçalo Ramos, autor de un 'hat-trick' y haciendo olvidar por momentos un nuevo debate por la suplencia de Cristiano Ronaldo.

 

Cuartos de final
Croacia 1-1 (4-2*) Brasil
Los brasileños de los Balcanes, Croacia, volvían a recurrir a las penas máximas en un Mundial para clasificarse. Una táctica tan arriesgada como especialmente productiva para los croatas, el cuarto para ellos.

Neymar, pese a igualar con su tanto a Pelé como goleador en el Mundial, vio como su gol en la prórroga era nivelado casi sobre la bocina sobre Petkovic. Los errores posteriores, y de nuevo el acierto de Livakovic, llevaban a Croacia a otras semifinales y a Brasil a otro triste epílogo. 

Países Bajos 2-2 (3-4*) Argentina
Posiblemente el partido más caliente del Mundial y también uno de los más emocionantes, todo ello con arbitraje de Mateu Lahoz, muy criticado por los jugadores de la albiceleste. Argentina mantuvo una distancia de dos goles que se vio reducida a las tablas antes del pitido final. De nuevo eran los penaltis los que separaban a héroes de villanos y en el lado de los ídolos surgía el 'Dibu' Martínez. 

Inglaterra 1-2 Francia
El equipo de los 'tres leones' tiene una fatídica relación con los grandes eventos futbolísticos. Justo el año en el que las chicas se habían proclamado campeonas del Viejo Continente, llegaban los chicos con la vitola de favoritos y un par de prometedores partidos, suficientes para levantar el ánimo y situar a Inglaterra en la quiniela de posibles ganadores. Esta vez fue Francia la que rompió el sueño inglés con otro tanto de Giroud. Y eso que Kane tuvo un segundo penalti para haber mandado el encuentro a la prórroga, pero el cuero se fue a las nubes.

Marruecos 1-0 Portugal
Nunca ningún país africano había accedido a las semifinales de un Mundial. Los 'leones del Atlas' emulaban al titán por soportar el peso de todo un continente y no les importó. El sevillista En-Nesyri realizó un salto similar al de Cristiano Ronaldo para marcar el gol del triunfo. 

Precisamente Ronaldo, bajo lágrimas, se marchaba a los vestuarios abatido. Posiblemente en su último Mundial, en su último baile el '7' no había estado a la altura. Y con él se terminaba también la era de Fernando Santos. Un técnico y una estrella que hicieron de Portugal campeona de Europa.


 

Semifinales
Argentina 3-0 Croacia
En un duelo de líderes, de mitos, de dorsales '10', Messi superó a Modric. Dos iconos de sus países apurando sus últimos minutos en las Copas del Mundo. El rosarino, flanqueado en esta edición en el ataque por Julián Álvarez conducía a Argentina de nuevo a otra final, de nuevo al éxtasis para un país que vive el fútbol más que como un deporte como una religión. Antes el Dios era Maradona, ahora es Lionel.

Francia 2-0 Marruecos
El idilio de Marruecos con el Mundial se tomaba un respiro tras este choque con la campeona del Mundo. De nuevo Griezmann se hacía omnipresente y Mbappé un futbolista imparable, incluso para su amigo Hakimi Achraf, ambos compañeros en el PSG.


Tercer y cuarto puesto
Croacia 2-1 Marruecos
Croacia repetía por segunda vez como tercera en un Mundial tras el primer éxito de 1998 vivido con la generación de Suker, Boban y Prosinecki. El equipo liderado en esta ocasión por el madridista Luka Modric cerraba con broche de bronce su participación.

La gran final
Argentina 3-3 (4-2*) Francia
En juego estaba bordar la tercera estrella en el pecho. Francia quería rubricar el doblete y Argentina cerrar viejas heridas y coronar a Messi como campeón del mundo. En el otro lado estaba Mbappé, compañero en el PSG del rosarino, y el otro hombre sobre el que recaían los focos. Y así fue.

Al duelo entre Messi y Mbappé se sumó Di María, habitual en estas fases decisivas. El francés no defraudó, menos lo hicieron los argentinos.

El partido llegó a la prórroga tras el 2-2 con el que se culminó los 90 minutos tras igualar el '10' galo en apenas dos minutos. Aún hubo más, Mbappé firmaba el hat-trick en el tiempo extra, siendo el segundo jugador que anotaba tres goles en la final de un Mundial tras el inglés Hurst en 1966, para nivelar el tanto previo de Messi, quien rubricaba otro récord por anotar en todas las rondas del torneo.

Los penaltis llevaron la firma del Dibu Martínez y del acierto de los lanzadores argentinos, empezando por un Messi en estado de gracia que no fallaba desde los once metros porque nunca había tenido un Mundial a tan pocos pasos y no se quería marchar sin él. Y así es como Argentina construyó su relato de ganador en la tanda de penaltis hasta confirmar un tercer campeonato que se venía esperando desde 1990 y que se le exigía a la Pulga desde que se le consideró mito a la altura de los más grandes.



Catar 2022

  1. Argentina
  2. Francia
  3. Croacia
  4. Marruecos

viernes, 21 de octubre de 2022

Paradise Lost apadrina una noche variada de metal

 La discografía del grupo británico Paradise Lost, nombre tomado del clásico poema épico escrito por John Milton en el siglo XVII, habría que definirla primero como prolífica. Dieciséis discos de estudio desde 1990 dan una media de un álbum cada dos años, una cifra extraordinaria en el panorama actual. La segunda clave del trabajo de estos británicos es que son eclécticos, como pocos grupos de rock.  

Paradise Lost, liderados por la dupla formada por Nick Holmes y Gregor Mackintosh, junto al guitarrista Aaron Aedy y el bajista Stephen Edmondson, un cuarteto que ha permanecido intacto desde el comienzo de la banda, han practicado distintos estilos musicales, desde los más pesados a los más suaves, variando el rumbo por épocas.

Y es que cada disco de Paradise Lost es un paseo por un nuevo camino, una nueva senda por explorar. Siempre han sido etiquetados como doom, por esas atmósferas sombrías y los riffs pesados, y padres del metal gótico, por esas imágenes tan clásicas y esos sonidos tan oscuros que tan bien saben diseñar en sus portadas y en sus discos estos chicos de Halifax.

Pero no siempre se han mantenido en esa línea musical, haciendo especial la obra de Paradise Lost. En un afán constante por reinventarse y recuperar señas de identidad, el grupo ha sonado limpio y melódico bajo teclados, mientras otras veces se asomaba denso y bajo una áspera voz gutural. Vaivenes orquestados de disco en disco y otras veces dentro del mismo disco, como este 'Obsidian' (2020) que la pandemia no pudo presentar en condiciones.

Paradise Lost + Evergrey + Fractal Universe + Virtual Symmetry en la Sala la Riviera, 20 de octubre de 2022

Pocas veces un cartel de un concierto de la Sala la Riviera se asemeja tanto a un festival y reúne grupos tan variados como los que ofrecer una velada variada de metal. Y eso que a última hora se cayó de la lista Obsidian Kingdom. La tarde era otoñal, gris y lluviosa en Madrid, el mejor escenario para recibir a los padres del metal gótico y sus súbditos. Seguramente Edgar Allan Poe habría dibujado el mismo clima para este evento.

  

Los primeros en abrir fuego fueron Virtual Symmetry. Los italo-suizos, con un metal progresivo que a veces recordaba a sus paisanos Rhapsody Of Fire, sufrieron mucho con el sonido, puede que demasiado, y solo la batería era capaz de transmitir lo que buscaban. Ese factor no hizo mella a Fractal Universe. Los galos sonaron atronadores con un death metal más experimental, especialmente cuando sacaron a relucir el saxofón, y esa contagiosa capacidad de su cantante de conectar con un público que ya empezaba a llenar el local. 


Los suecos Evergrey bien podrían haber sido los cabezas de cartel. Su dilatada carrera y la legión de fans así lo atestigua. Los escandinavos, encabezados por el gigantón Tom S. Englund recorrieron su discografía y mostraron sus distintas caras, dentro de un power metal donde los estribillos y los coros, marca de la casa, hacen partícipe al público. Arrancaron con Save Us, deslucida por problemas en el micro, y siguieron con Weightless, para el momento en el que Midwinter Calls repicaba en La Riviera los errores se habían subsanados o directamente olvidados, dado el ritmo y el nivel de los escandinavos.


  El medio tiempo de A Silent Arc y In the Absence of Sun rebajaron la intensidad momentáneamente para una recta final en la que llegaban Blindfolded, Recreation Day y Kings Of Errors, bandera en mano para mostrar con orgullo a Madrid.

Muchos habrían dado por buena la noche, pero no, y sobre un escenario diáfano, pero en penumbra, y solo decorado por la sobria y elegante portada del último trabajo de Paradise Lost, con un estilo incluso modernista y críptico, comenzaba el último concierto.

El quinteto salió uniformado con tono negro, sin estridencias, Nick Holmes, que es poco amigo de las palabras y de los gestos, se mostraba tranquilo pero tan distante como de costumbre, moviéndose en una pequeña parcela, como si se tratara de un mediocentro defensivo de la Premier que no quiere perder su posición.

El grupo repitió el repertorio de otras noches, con la salvedad de quitar As I Die y Serenity del setlist.

Enchantment fue el inicio de un concierto tan variado como su discografía, donde entraron temas suaves y melódicos, aunque la parte de teclados y sintetizadores estuviera grabada, contrapuesto con otros más pesados y donde Nick mostró esa voz que parece sacar a veces del Averno. Faith Divides Us - Death Unites Us fue el primer gran tema en conectar con la gente. Una conexión musical, puesto que Nick no tiene a la empatía como uno de sus fuertes.


El recorrido a partir de ese momento, y en especial con Eternal, fue el de mostrar la evolución musical y madurez de la banda disco a disco, época tras etapa. One Second, The Enemy, The Last Time, No Hope in Sight y Say Just Words caían como números premiados de la Lotería en un 22 de diciembre. Caían secuencialmente y repartiendo alegrías. Pero la lluvia se paró y no había paraguas.

De sopetón el quinteto se metió para ofrecer un bis final. Demasiado pronto y brusco, como un frenazo delante de un semáforo en rojo. Darker Thoughts es una creación genial que pierde credibilidad con la puesta en escena de esta gira, sin que nadie toque ningún instrumento, siendo esa pista grabada, y Holmes cantándolo a capela como único recurso, Embers Fire y Ghosts, que parece un precioso homenaje a Sisters Of Mercy, cerraban un espectáculo que pudo ser mejor por parte de los padres del metal y que vivió grandes momentos tanto por ellos mismos como por sus 'ahijados' provisionales para esta noche.


miércoles, 12 de octubre de 2022

Anna von Hausswolff embruja la Sala Cool de Madrid

 Hay muchos artistas a los que con solo una escucha ya se les puede etiquetar dentro de un estilo. Solo son unos pocos los que pueden ser inclasificables, por tener tantos elementos de uno y otro lado, o por ser vanguardistas. Dicha explicación se puede aplicar a la cantautora, compositora y pianista sueca Anna von Hausswolff

Anna von Hausswolff practica un pop distinto al habitual, mucho más oscuro y experimental, unas veces minimalista y otras más complejo. Si en algo destaca la obra de esta sueca es en crear piezas densas que invitan a la reflexión y que parecen haber sido pensadas para acompañar a imágenes o vídeo.

Por eso no extraña que ella misma lo haya definido como 'pop funeral', por ese tono lúgubre que acompaña en sus composiciones, junto a algunas frases de sus letras, y que han llevado a que fuera tachada de satánica por algunos sectores conservadores. 

El 'aquelarre' de Anna von Hausswolff ha hecho parada en España, siendo la Sala Cool de Madrid la elegida para escuchar a esta sacerdotisa de lo tenebroso, en una época tan apropiada como otoño, poco antes de Halloween, donde las brujas adornan los escaparates y se recuerda a los difuntos.


Anna von Hausswolff en la Sala Cool, 11 de octubre de 2022 

Muchas veces los encargados de abrir un concierto poco tienen que ver musicalmente con el artista principal. En este caso no fue así. Tras el nombre artístico de Maud The Moth se esconde la madrileña Amaya López-Carromero. Ella sola se encargó de hacer de embajadora del sonido de Anna y es que bajo un suave timbre, con el que se presentó a sí misma a la audiencia, se escondía un torrente de voz que hizo de perfecto puente con la actuación de Anna. 

Amaya confesó que Anna "era una inspiración", y la verdad es que fue totalmente inspirador su espectáculo, al que sumaba ingeniosas percusiones, desde un cuenco a una botella de plástico, con el que imprimir ritmo a su obra.


Pocos instantes después, un cuarteto de músicos secundaban y dibujaban una atmósfera peculiar sobre la que Anna von Hausswolff fue desarrollando su repertorio que trataba de resumir doce años y cinco discos en apenas horas. Temas complejos que se entrelazan como una araña tejiendo la tela en un rincón. El quinteto sonaba al unísono, como una máquina engrasada de cinco motores, como una banda de jazz que no practica jazz.

El set arrancó con Sacro Bosco y siguió con uno de los clásicos de la sueca como es The Truth, The Glow, The Fall. El ritmo del concierto era frenético y seductor en ocasiones, en otras era inquietante y marcado, moviéndose al compás de la melena rubia que bailaba tras el micrófono y el teclado.

El sonido era como una tarde tormentosa en un bosque de abedules de Suecia. Todo se percibía en la oscuridad, resaltando las luces y algún trueno entre la penumbra. Un espectáculo para los oídos y la vista que atrapaba la atención.  


El acentuado compás de The Mysterious Vanishing of Electra fue llevando al clímax definitivo a la sala. Un tema cuyo endiablado sonido seduce hasta poseerte. Pese a haber sido un repertorio corto. El final era muy digno y para recordar. Y eso se pudo entender cuando los cinco integrantes abandonaron el escenario. Pero no...

En un bis de los que quedan en el imaginario colectivo, aunque solo se tratara de un tema, la menuda cantante sueca, ¡y menuda cantante!, bajó a la pista para dar el tono íntimo que necesitaba la última canción. Gösta sonó a dulce despedida y supuso un último acercamiento al público, con Anna paseando por un pasillo humano que se abrió para dejar paso a esta reina del pop más oscuro, capaz de embrujar a todos con su música y su voz.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...